630368670 / 953796454 / 953796102-ext: 471

Noticias

Como cada año, el pasado fin de semana, los alumnos de la Pastoral Universitaria de Úbeda, hemos vivido las Jornadas de Convivencia organizadas en el Rocío (Huelva). Esta convivencia se ha realizado con la pretensión de educar en la profundidad, en la interioridad, en el silencio y en la decisión libre y responsable. A lo largo del fin de semana se han realizado una serie de talleres enmarcados en un humilde contexto: “La llamada de Dios”; una llamada a la comprensión, a la disposición, a la acogida y al perdón.
Es propio de un hogar ser el corazón de una familia, así nos hemos sentido tras un abrazar constante. Eran las nueve cuando comenzábamos a llegar, la inquietud por el deseo de descubrir era tan grande que no dejaba de generar rostros que rebosaban emoción. Fue fascinante sentir la inocencia que se respiraba en aquel lugar…
 A medida que caía la noche, tomábamos conciencia de dónde estábamos y de qué habíamos ido a hacer allí. Desde la fe que nos mueve, realizamos una dinámica que puso en marcha nuestro convivir y cuyo mensaje “no hemos sido llamados para vivir solos” originó grandes dosis de fraternidad. Tras esta puesta en camino, la unión terminó completándose y despedimos el día con un nuevo compartir.
El cansancio va formando parte de nosotros, no obstante, damos los buenos días a un nuevo amanecer poniéndonos en presencia del Señor y seguimos haciendo camino. Un camino guiado por cuatro puntos cuya dirección no fue otra sino aquella que determinaba nuestro corazón en aquel momento y en aquel lugar. Un camino lleno de fe y espiritualidad que nos llevó a rezarle con alegría y devoción a la Virgen del Rocío.
Finalmente, concluimos con la celebración de una Eucaristía agradeciendo la presencia humilde de quien nos acompaña constantemente desde arriba.
 
La verdadera alegría solo puede brotar desde el centro de nuestra persona cuando nos conectamos con el don entregado de lo que somos…