630368670 / 953796454 / 953796102-ext: 471

Noticias

Los pasados días 7, 8 y 9 de Marzo en el Centro Universitario de Úbeda se han celebrado las Jornadas de Solidaridad, que han sido organizadas, gracias al departamento de Pastoral y Compromiso Solidario.
El martes comenzamos con la exposición fotográfica a través de diferentes paneles, que muestran el largo viaje de personas migrantes que buscan una vida mejor. El fin de esta exposición es animar para la construcción de una cultura de hospitalidad donde todos somos acogidos en el mundo. A lo largo de esta exposición los alumnos se sensibilizaron y han sentido la necesidad de luchar contra tantas injusticias que les ocurren a millones de personas que necesitan  un cambio de vida, debido a la dureza en la que se encuentran sometidos. No hay que olvidar que España ha sido un país de migraciones y lo seguimos siendo porque buscamos una mejora en la calidad de nuestras vidas. Nuestra tarea ahora es compartir esta sensibilización con nuestras familias y amigos, para así, poder cambiar esta realidad y nuestra manera de sentir y actuar.
 
 
El miércoles se realizó una ponencia llevada a cabo por Dña. Ruth López sobre “La atención a los inmigrantes en la escuela y en la sociedad finlandesa”.Ella nos ha acercado a una realidad donde la educación se encuentra en primer lugar, porque ellos consideran que el tesoro de la nación son los niños y los ponen en manos de los mejores profesionales del país.
Continuamos el día con la presentación de “Nuestra casa es el mundo”llevada a cabo por D. Álvaro Galera Arias; Coordinador de la experiencias de voluntariado internacional de la Compañía de Jesús. La presentación se realizó a través de una visualización de las diferentes situaciones de dolor e injusticias que ocurren en el mundo. Él nos invito a dejar a un lado todas nuestras preocupaciones e inquietudes y a centrarnos en el momento presente para ser capaces de contemplar, pasar por el corazón cada una de las situaciones y analizar los sentimientos que nos mueven. Para ello, él nos motivo con las siguientes palabras  de los Ejercicios Espirituales de Ignacio de Loyola, cuando nos invita a contemplar de un modo diferente: “situarme como si allí presente me hallase, oliendo lo que huelen, escuchando lo que oyen, viendo lo que ven” y él nos añade “sintiendo lo que sienten”.Después de la reflexión, se realizó una mesa redonda coordinada por Dña. Marta Aranda Ruiz; coordinadora regional de varias alumnas del Centro Universitario que habían realizado el verano pasado un camino, con la intervención de Entreculturas de Andalucía Oriental, tanto interior como exterior, hacia el Sur, en claves de: fe, justicia, comunidad, servicio, sencillez, discernimiento y acompañamiento. En esta mesa se comentaron: las motivaciones personales, la experiencia personal vivida en la nueva realidad, el significado personal de esta experiencia y el aprendizaje trasladado a nuestra realidad actual. Para finalizar el segundo día de las jornadas se realizó una conexión en directo con los alumnos/as que están realizando las prácticas en Paraguay.
 
 
El jueves continuamos, en primer lugar, con la presentación de la Asociación: “Atalaya Intercultural”,llevada a cabo por Dña. Olga Alonso Rodríguez; Educadora social de Atalaya. Esta asociación es fruto de una iniciativa, sin ánimo de lucro, que surgió con el objetivo de atender y dar respuesta los 365 días del año, a la demanda multiforme y cambiante de los inmigrantes que van llegando a la ciudad de Burgos. Esta asociación persigue diferentes valores que conducen a tener presente a “Las personas antes que las fronteras”y cuenta con diferentes área de: acogida, integración laboral, formación, ocio y tiempo libre, y de voluntarios. En segundo lugar, D. Dieng Aboubacrin nos explicó su camino recorrido desde Mauritania hasta llegar a España. Actualmente, él lleva a cabo diferentes proyectos con el fin de ayudar a los inmigrantes que llegan al país y también dar a conocer a la población los diferentes orígenes de las personas inmigrantes. En general, crear un punto de reflexión común para la inclusión de estas personas. Por último, compartimos todos los asistentes de las jornadas una barbacoa solidaria para ayudar a los colegios de Fe y Alegría.
 
 
 
Dar las gracias a todos los asistentes, a los colaboradores, al Departamento de Pastoral y Compromiso Solidario y al Centro Universitario, por enseñarnos a ser personas para los demás, donde fomentemos nuestra solidaridad para construir un mundo mejor y lleguemos a tener presente que “Nuestra casa es el Mundo”.